Madrid: Mis notas gastro para este verano

Aprovechando mi última visita a Madrid os dejo varias anotaciones gastro! Un mix de nuevos espacios que están causando sensación en la ciudad; y otros con historia que se reinventan con el tiempo. Aquí os dejo varias propuestas:

Canalla Bistro

Acaba de aterrizar en Madrid la cocina de Ricard Camarena. Tras arrasar en Valencia llega a la capital el referente de la cocina más canalla. Cargada de matices asiáticos llega esta propuesta ecléctica, cosmopolita y gamberra. Recomiendo sus “imprescindibles” croqueta al pesto de albahaca y el nigiri de sándwich de pato Pekín. Continuando con la ensaladilla thailandesa y la pizzajapo okonomiyaki. Para terminar con la torrija caramelizada, un sabor que nos recuerda a la repostería de nuestras abuelas con intensos matices dulces y hogareños. El emplazamiento está en la segunda planta de Platea, con vistas privilegiadas a todo el recinto y se puede disfrutar de sus espectáculos.

Chow Chow

Mi siguiente sugerencia es el nuevo restaurante del grupo hostelero RanTaPlan. Nos da la bienvenida al local un invernadero japonés, donde sus hojas de metal en el techo atraen toda la atención. En el comedor principal priorizan elementos naturales como la piedra, la madera y la piel, creando una atmósfera distinguida y reconfortante. Su carta supone un viaje al Japón más atrevido y vanguardista con guiños a países como Méjico o Perú.

Quisiera destacar su trío de mini tacos (bogavante con mahonesa de tobiko y lima, carrillera en mole poblano y sour cream, y salmón Peruvian style), las espectaculares y sorprendentes gyozas de wagyu A5 con foie gras y base de tamarindo, el roll de dragón rojo (atún rojo, anguila, pepino, aguacate, jalapeño, kabayaki y granada) y, como plato especial, el Konro -grill japonés con carbón vegetal de bambú- de bacalao negro de Alaska con salsa dengaku miso. Una carta que es toda una declaración de intenciones a la cocina japonesa enalteciendo su tradición y vanguardia.

 

Tatel

Tras varios años en la ciudad y con fama reconocida -Ibiza y Miami- sigue siendo una firme propuesta gastronómica. Su decoración art deco nos recuerda al Nueva York de principios del siglo XX con sofás chester, paredes de ladrillo, ventanales de hierro, una larga barra en la que preparar cocktails,… un espacio caracterizado y con identidad propia en el que sumergirse para deleitar de una cocina de alto nivel y mimada.

De su carta quiero destacar los entrantes de calamares de anzuelo a la andaluza y los huevos rotos con patata gallega y jamón, y como principal la fideuá negra con berberechos, para terminar con sus natillas con merengue y galleta. Quiero reseñar que me sorprendió el vino por copas, ya que es uno de mis preferidos, viña Pedrosa de la Ribera del Duero. Es un restaurante en el que se exalta la alta cocina tradicional española para satisfacer a sus comensales.

Tatel

Bibo Madrid

El chef Dani García nos sorprende con una propuesta singular y magnífica. Desde su tierra natal, Marbella, nos trae un cachito de ella a través de su cocina. Con una decoración mimada nos hace trasladarnos a una noche elegante y refinada de la feria de Málaga, donde las enramadas de bombillas son las protagonistas.

Dani García nos sugiere una experiencia sensorial sin límites. En la carta se pueden encontrar platos que han marcado una época en su propia cocina como es la tapa de yogur de foie, la ensaladilla rusa con huevos de codorniz o el gazpacho de cerezas. Y como no podía ser de otra manera hace homenaje a su tierra con productos de las costas malagueñas como es el atún -al cual el propio chef lo denomina acertadamente “el ibérico del mar”-, y lo prepara de varias maneras como por ejemplo el T-Bone de atún a la parrilla de carbón. En todos los sentidos se podría precisar que la experiencia en Bibo Madrid es un auto-homenaje del propio Dani García a su cocina y a sus raíces. No os lo podéis perder.

Cervecitas & tapas:

Platea

Un espacio singular y único en Europa. Es asombroso acceder por su tienda delicatesen –que nos recuerda a las verdulerías de toda la vida- y encontrarnos con este teatro de grandes dimensiones.  Donde se supone que debe de haber un patio de butacas existe una enorme oferta gastronómica. Platea cuenta con varios espacios: el foso con propuestas culinarias de todo el mundo y una barra dulce; el patio con su zona de bares y tapas, en la que se pueden elegir entre una variedad de sitios como La Vermudería, La Pintxoteka, Dbellota, La Pituca y Oído Cocina; el palco con el restaurante Canalla Bistro de Ricard Camarena; y el gallinero con un cocktail & bar en la que sus gin-tonics son los protagonistas. Y todo ello amenizado desde su excepcional escenario con una oferta variada de entretenimiento.

Posada del León de Oro

En la Cava Baja (en pleno corazón del barrio la Latina) encontrareis un gran número de sitios donde tomar tapas y cervezas, pero es la Posada del León de Oro uno de mis reductos favoritos. Tras una elaborada y cuidada restauración este edificio típico castizo conserva su aspecto tradicional. En su patio interior se encuentra su enotaberna. Combina una carta renovada de cocina tradicional acompañados con más de 300 referencias distintas de vino.

La Terraza del Círculo de Bellas Artes

Las terrazas están de moda, y así lo demuestra la amplia oferta de este tipo de espacios en Madrid. Una de mis preferidas es la que está en lo alto del edificio del Círculo de Bellas Artes. Desde allí uno se puede relajar con una cerveza en la mano y admirar el skyline de la ciudad teniendo como protagonistas la fuente de Cibeles o la calle de Alcalá.

La Terraza de la Cocina de San Antón

Ubicada en el mercado del mismo nombre y en pleno barrio de Chueca descubrimos un espacio íntimo pero bullicioso en el que poder disfrutar de un atardecer veraniego. Aquí no se puede resistir a tomar un Aperol Spritz o uno de sus cocktails. También recomiendo tomar algo en uno de los puestos del mercado.

El Jardín del hotel Ritz

Frente al museo del Prado se puede tomar una cerveza y unas tapas en los jardines del hotel Ritz.  Con una carta desenfada y de alta calidad nos podemos tomar un aperitivo en un ambiente tranquilo, iscernido y selecto. Ofrece un menú degustación de una selección de las clásicas tapas nacionales. Su elegante atmósfera hace que nos sumerjamos en este distinguido espacio en pleno centro y poder desconectar del trajín.

Cristina Oria

Cristina Oria nos propone una merienda en su restaurante & tienda gourmet en la calle conde de Aranda. Este local está repleto de delicatesen previamente seleccionadas por su anfitriona, la emprendedora Cristina Oria. Además podemos encontrar infinidad de artículos de menaje y vajillas; las cuales son de un gusto exquisito. En la planta superior se encuentra su restaurante en el que podemos disfrutar de una merienda. Sugiero sus clásicos gofres con chocolate y nata o su croissant relleno de mascarpone y mermelada de manzana. Siempre que visito Madrid no puede faltar pasar por este lugar; siempre cae algo en la cesta de la compra.

Bueno, como veréis hay para todos los gustos. Así que ha disfrutar del verano con estas propuestas gastro!

Un blog donde colecciono mis vivencias y experiencias. Resultado de la ilusión y del esfuerzo nace este espacio en el que comparto pasiones y aficiones: viajes, arte, cultura, tendencias, moda, gastronomía, caprichos…

Un blog donde colecciono mis vivencias y experiencias. Resultado de la ilusión y del esfuerzo nace este espacio en el que comparto pasiones y aficiones: viajes, arte, cultura, tendencias, moda, gastronomía, caprichos…

Deja un comentario

Síguenos en Instagram!

Instagram ha devuelto datos no válidos.