En los años 90 Sarah Jessica Parker –Carrie Bradshaw en la ficción- iconizó sus zapatos preferidos en la serie televisiva Sexo en Nueva York. Los míticos Hangisi hacían que cualquier mujer soñara con tener unos Manolo Blahník -el propio diseñador no soporta que se le llamen «Manolos”-. Tras visitar Milán, San Petersburgo y Praga, llega a Madrid la exposición “Manolo Blahník: El arte del zapato”. En ella tenemos la ocasión de descubrir la vida del diseñador canario a través de sus obras de arte, sus zapatos.

Un trepidante recorrido por estos 45 años dedicados a la moda. Donde el visitante descubrirá el extraordinario y complejo universo de Manolo Blahník. La exposición está organizada por VOGUE España, con la colaboración del propio diseñador. Esta muestra la podemos disfrutar en el Museo Nacional de Artes Decorativas hasta el 8 de marzo.

La exposición está dividida en 9 salas: Manolo Blahník y su taller, Arte y arquitectura, Botánica, Geografía, Marie-Antoniette, Bajo la luna, Obsesiones, Gala y Vogue. A través de 212 zapatos y 80 de sus bocetos y dibujos artísticos conocemos la obra apasionante de este diseñador de moda.

La abundancia y riqueza de los materiales empleados convierten los zapatos de Manolo Blahník en auténticas obras de arte. Para entender la técnica de la realización del zapato estudió por su cuenta los materiales y trabajó en fábricas. Así obtuvo la experiencia necesaria para todo proceso de creación. Sus zapatos se hacen de manera manual, por lo que se fabrican poco más de un centenar al día.

 Vogue

Vogue fue la apertura al mundo de un joven Manolo Blahník. Su idilio con la revista fue en un viaje a Nueva York en 1971 junto a Paloma Picasso. Quien le presentó a la carismática y talentosa Diana Vreeland. La célebre directora de Vogue marcaría el futuro de su carrera. Le sugirió centrarse en la creación de zapatos de mujer.

La exposición explora su obra más allá de la moda. Nos descubre un creador de obras de arte. Su trabajo y dedicación se han visto gratificada en numerosos reconocimientos y premios. Incluido el Premio Nacional de Diseño de Moda otorgado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España en 2012, y el Couture Council Award for Artistry of Fashion en 2015.

Botánica

De toda la exposición, me llamó especial atención la sala Botánica. La incorporación de formas naturales es habitual verlo en sus trabajos. Paso su infancia rodeado de naturaleza: paisajes volcánicos, playas paradisiacas bañadas por el océano Atlántico, bosques tropicales,… el gusto por la naturaleza han sido fuentes de inspiración.

El artista hace un original y continúo replanteamiento de las formas naturales. Ornamentaciones como rosas, fresas, margaritas, cactus y hojas de palmeras aparecen de manera habitual en sus diseños.

Marie Antoniette

Otra sala que me gustó fue la dedicada a la película Marie Antoinette (2006) de Sofia Coppola. Manolo Blahník recibió el encargo de la diseñadora y directora de vestuario Milena Canorero para crear diversos pares de zapatos para la película. Para realizarlos se documentó y estudió las colecciones de zapatos del siglo XVIII, conservadas en el Victoria & Albert Museum (Londres), y en el Musée Carnavalet (París). Supo plasmar en sus diseños la refinada elegancia y los característicos coloridos pasteles de ese periodo histórico. La colaboración de Manolo Blahník contribuyó a que la película ganase el Óscar al mejor diseño de vestuario 2006.

 

Podéis encontrar toda la información de esta extraordinaria exposición en este link.

Deja un comentario

¡Síguenos en Instagram!

Imposible comunicar con Instagram.