Durante los días 12, 13 y 14 de octubre hemos estado en Les Journées Particulières de LVMH celebradas en Paris. Un extraordinario acontecimiento que organiza el conglomerado empresarial LVMH Moët Hennessy·Louis Vuitton.

Se trata de una ocasión única para conocer de cerca el saber hacer y oficios de diferentes Casas del Grupo LVMH. Este evento exclusivo resalta la excelencia artesanal del patrimonio único que hay detrás de cada marca.

En estos tres días, 3000 artesanos y creadores -entre los que habían perfumistas, costureras, relojeros, joyeros, zapateros, enólogos,…- han compartido con el público clases magistrales, talleres y demostraciones de sus conocimientos.

Este evento va por su cuarta edición y esta vez ha tomando una nueva dimensión. En él han participado 56 marcas del grupo, descubriendo 77 lugares  repartidos por 14 países de los cinco continentes. De todos estos lugares, Paris concentra unos 20 espacios para estas jornadas. Por ello, nos hemos decantado por visitar La Ciudad de la Luz. Estos tres días hemos tenido la oportunidad de adentrarnos en la Casa de Dior en la avenida Montaigne, en el enigmático taller de Asnières de Louis Vuitton, en los grandes almacenes Le Bon Marché & Le Grande Épicerie, en Le Jardin d’Acclimatation y en la Fundación Louis Vuitton, entre otros.

Dior cuida todos los detalles para Les Journées Particulières

Dior cuida todos los detalles para Les Journées Particulières

Dior

En el número 30 de la avenida Montaigne encontramos una dirección legendaria. Entramos en el lugar donde Christian Dior se asentaría para crear su propia Casa de la Alta Costura en 1946. De estilo simple, sobrio, neo-Luis XVI y parisino, este mítico edificio es el pasado, presente y futuro de Dior. Sus paredes son testimonio privilegiado del universo de la costura.

Su mítica escalera de mármol blanco nos conducía a las plantas superiores del edificio, donde se muestran trajes de Christian Dior que marcaron una época en la Alta Costura Parisina. Las enormes salas de la Casa estaban repletas de artesanos demostrando sus conocimientos y su savoir-faire ancestral que todavía perduran en las costureras del taller. Para estas jornadas de puertas abiertas, hemos recorrido los talleres de Dior descubriendo la excelencia de sus diferentes oficios: alta costura para hombres, calzado, artículos de cuero, marroquinería, sastrería de alta costura, joyería y relojería.

Para despedirnos de la Maison Dior hemos visitado la sección de perfumes con una demostración del arte del embotellado y preparación de los frascos; así como una exhibición de históricas fragancias (como la Señorita Dior) y presentación de sus materias primas.

Todo lo que hemos podido observar en esta Maison ha sido conducido por la seducción de un sueño del propio Christian Dior. Un pionero que supo cambiar los códigos de la elegancia mundial desde el lanzamiento de su colección Corolle en 1947. Que fue el primer desfile del diseñador y se presentó en este mismo edificio.

Exposición de diseños de Christian Dior en su Maison de la avenida Montaigne

Exposición de diseños de Christian Dior en su Maison de la avenida Montaigne

Ateliers de Dior

Ateliers de Dior

Artesano de Dior trabajando en uno de sus diseños

Artesano de Dior trabajando en uno de sus diseños

Los artesanos han sido los principales protagonistas de estas jornadas

Los artesanos han sido los principales protagonistas de estas jornadas

Entre colecciones de Dior, sus artesanos nos han enseñado su "buen hacer"

Entre colecciones de Dior, sus artesanos nos han enseñado su «buen hacer»

Joyero de Dior cuidando hasta el mínimo detalle en cada una de sus piezas

Joyero de Dior cuidando hasta el mínimo detalle en cada una de sus piezas

Todo se trabaja cuidando hasta el mínimo detalle. En la imagen vemos como preparan la decoración de los perfumes de manera artesanal

Todo se trabaja cuidando hasta el mínimo detalle. En la imagen vemos como preparan la decoración de los perfumes de manera artesanal

Colección de perfumes de Dior

Colección de perfumes de Dior

Taller de Louis Vuitton en Asnières

¡Entramos en los talleres de Louis Vuitton! Adentrarse en sus atelieres una mirada retrospectiva en el que se pone en valor el buen hacer de la Maison francresa. A este lugar de Asnières, el propio Louis Vuitton traslado su taller en 1859 desde Paris.

Durante estas Jornadas no podíamos pasar por alto visitar este mágico lugar, y es que Asnières es el alma de Louis Vuitton. El recinto está compuesto por tres espacios: sus talleres, la Casa de Louis Vuitton y la Galería.

Litografía de la fábrica de Louis Vuitton en Asnières, finales del siglo XIX

Litografía de la fábrica de Louis Vuitton en Asnières, finales del siglo XIX

Los talleres

El primer espacio que visitamos fueron los talleres. A día de hoy, son considerados el centro y alma de la marca francesa. Sus artesanos realizan piezas claves, como los baúles rígidos o alta marroquinería; así como diseños exclusivos o pedidos especiales y prestigiosos.

Pudimos presenciar todo el proceso de elaboración de sus afamados baúles. Vimos en primera persona la preparación de la madera de álamo, la minuciosa confección del malletage con el que forran su interior o los exigentes controles de calidad de tejidos y pieles que trabajan. Son elementos diferenciadores que representan la meticulosidad con los que aquellos baúles eran manufacturados y que en la actualidad se siguen haciendo. Y es que aquí se realiza la especialidad de Louis Vuitton: los pedidos por encargo.

Exterior de los talleres de Louis Vuitton en Asnières

Exterior de los talleres de Louis Vuitton en Asnières

Exterior de la fachada de la Casa Museo de Louis Vuitton en Asnières

Exterior de la fachada de la Casa Museo de Louis Vuitton en Asnières

Casa de Louis Vuitton

¡La Casa es todo un derroche de elegancia de estilo modernista! Justamente al lado de los talleres está el hogar donde vivía Louis Vuitton durante la segunda mitad del siglo XIX. Hoy en día se conserva como museo privado que nos acerca a conocer la familia Vuitton. Tras fallecer Louis, su hijo Georges se hizo cargo de la empresa de Asnières y creó el famoso monograma LV para honrar a su padre, y a la vez intentar evitar imitaciones.  Y es que los grandes hitos de la marca nacieron en Asnières.

La casa estuvo durante muchas décadas cerrada hasta que, bajo la dirección artística de Marc Jacobs, se reformó cuidado hasta el mínimo detalle.

Detalle de las vidrieras de la Casa Museo de Louis Vuitton

Detalle de las vidrieras de la Casa Museo de Louis Vuitton

Comedor de estilo modernista de la Casa de Louis Vuitton

Comedor de estilo modernista de la Casa de Louis Vuitton

Retrato de Louis Vuitton

Retrato de Louis Vuitton

La Galería

Por último visitamos La Galería -un espacio dedicado a muestras y exposiciones temporales-. En la actualidad está la exposición Time Capsule, en la que hemos podido contemplar el primer éxito de la Maison francesa: su innovador baúl de viaje. Del cual luego emergieron todos los símbolos de la Casa.

Como ya vimos en Madrid el pasado mes de mayo, Time Capsule nos propone un viaje alrededor del mundo de la mano de las creaciones de Louis Vuitton. Presenta una selección de las creaciones de Louis Vuitton más emblemáticas y que han marcado una época.

La Maison francesa fue pionera en adaptar soluciones ingeniosas y elegantes a los nuevos medios de transporte que aparecieron en la segunda mitad del siglo XIX, como fueron los trenes, barcos de vapor y, más tarde, los viajes en avión. Se exponen piezas de equipaje que eran cada vez más flexibles, ligeras, funcionales y lo suficientemente robustas para soportar la exigencia de los viajes alrededor del mundo.

Les Journées Particulières de LVMH

Detalle de maletas en la Time Capsule de la Galería en Asnières

Le Bon Marché y La Grande Épicerie de Paris

En el elegante barrio de Saint-Germain-des-Prés nos adentramos en Le Bon Marché Rive Gauche. Este gran almacén abrió sus puertas en 1852 siendo el primero de París . En la actualidad es propiedad del conglomerado empresarial LVMH, y también se ha sumado a las actividades de Les Journées Particulières. Es considerado la tienda departamental más selecta de París. Desde su hall tenemos acceso a las plantas superiores por las fotogénicas escaleras, todo un símbolo de estos grandes almacenes. Como no podía ser de otra manera, dedica especial atención a las marcas del grupo LVMH como LV, Dior, Kenzo, Fendi, Loewe, TAG Heuer, Hublot, Bvlgari,…

Justo al lado de Le bon Marché tienen un edifico secundario conocido como La Grande Épicerie. Un supermercado de alimentos y delicias gourmet. Un lugar imprescindible para los amantes de este tipo de tentaciones gastronómicas. De este lugar llama la atención sobresaliente bodega con una excelente representación de los vinos franceses y champagne.

Las míticas escaleras mecánicas de Le Bon Marché

Las míticas escaleras mecánicas de Le Bon Marché

Otra perspectiva del hall principal de Le Bon Marché

Otra perspectiva del hall principal de Le Bon Marché

Estanterías en La Grande Épicerie

Estanterías en La Grande Épicerie

Le jardin d’Acclimatation y la Louis Vuitton Fundation

En estas jornadas de puertas abiertas no todo se centraba en los talleres de las Maisons parisinas, también ha habido actividades al aire libre. El parque de atracciones Le Jardin d’Acclimatation abría sus puertas para todo el público durante Les Journées Particulières de manera gratuita. Y es que la sociedad concesionaria encargada de gestionar el parque es el grupo LVMH.

Al más puro estilo del parque Tivoli de Copenhague, encontramos este parque en el Bosque de Boulogne, en pleno corazón de París. Fue inaugurado en 1860 por Napoleón III y en sus inicios funcionaba como zoológico, llegando a tener más de 110.000 animales.

Como curiosidad comentar que, de este sitio hay algunas épocas oscuras como fue el Zoológico humano. Durante los años 1877 y 1912 se presentaban familias enteras de pueblos indígenas tras las rejas a la vista de los visitantes.

Carrusel del parque Le Jardin d'Acclimatation

Carrusel del parque Le Jardin d’Acclimatation

En la actualidad, en el parque podemos encontrar aquellas atracciones clásicas como el petit Carrusel, la máquina de vapor, las sillas voladoras, los cohetes de velocidad o los caballos al galope, entre muchas más.

Justamente al lado del parque, está la Fondation Louis Vuitton. Y con lo que nos gusta este sitio, no perdimos la oportunidad de entrar. Vimos las exposiciones temporales que están haciendo del artista multidisciplinar Jean-Michel Basquiat y del pintor expresionista austriaco Egon Schiele. Además, siempre es un placer adentrarse en esta construcción con sello de Frank Gehry y pasear por sus terrazas. De mis primeros post en el blog fue sobre la Fundación Louis Vuitton. Podéis leerlo en este link.

Para llegar a Le Jardin d’Acclimatation y a la Fundación Louis Vuitton se puede hacer con la línea de metro1 hasta la parada Les Sablons.

 

¡Una experiencia inolvidable!

¡Una experiencia inolvidable!

Un blog donde colecciono mis vivencias y experiencias. Resultado de la ilusión y del esfuerzo nace este espacio en el que comparto pasiones y aficiones: viajes, arte, cultura, tendencias, moda, gastronomía, caprichos…

Un blog donde colecciono mis vivencias y experiencias. Resultado de la ilusión y del esfuerzo nace este espacio en el que comparto pasiones y aficiones: viajes, arte, cultura, tendencias, moda, gastronomía, caprichos…

3 Comments

  1. Las sandalias de Ulises

    1 marzo, 2019 at 10:39

    Qué maravilla!! El paraíso fashionista!! He sentido una terrible envidia mientras leía el post, envidia sana, pero muy grande!
    ¿Se hace cada año? ¿Es posible asistir? o son muchos los requisitos?

    Reply
    • Joan Oriola Lledó

      1 marzo, 2019 at 19:45

      No se realiza cada año, pero si de manera periódica cada 18 – 24 meses. Es un evento a nivel mundial, y la gran mayoría de firmas del grupo LVMH se suman a estas jornadas de «puertas abiertas». Siendo París y Milán las que mayor concentración de eventos tienen; además de ser las firmas más conocidas. Se suele anunciar en la web de LVMH con varios meses de antelación, pero hay que estar muy atentos. Porque las visitas y asistencia a eventos se hacen bajo reserva previa, y se suelen llenar rápido. Con respecto a los requisitos, sólo hay que registrarse en su web y apuntarse al evento que se quiere ir. Y totalmente gratuito. Que ya con el viaje, nos dejamos bastantes euretes.
      En la próxima edición de «Les Journées Particulières» me gustaría ir a Milán, pero todo depende de la disponibilidad.
      Un abrazo,
      Joan

      Reply
  2. Dior en el V&A Museum - el Sakapuntas | Planificar mi Viaje

    24 mayo, 2019 at 20:30

    […] La presentación de la colección en 1947 en su taller del número 30 de la avenida Montaigne en París fue un aire fresco que cautivo a los círculos de la moda francesa. Este taller tuve la oportunidad de visitarlo el pasado mes de octubre en Les Journées Particulières de LVMH. […]

    Reply

Deja un comentario

Síguenos en Instagram!

Imposible comunicar con Instagram.